Para la Copa del Mundo en Brasil, Coca-Cola regaló tickets para la final en Sao Paolo, demostrando que en la copa de todos, todos tenemos una oportunidad de vivirla en vivo.