Para marcar el primer día de navidad, Coca-Cola eligió el primer palacio del nuevo mundo, para realizar un mapping.